defleppard-defleppardCada vez que Def Leppard edita un nuevo disco, todas las cabezas miran hacia atrás, esperando que los británicos desempolven su ‘Hysteria Nº 2’ o en su defecto, la segunda parte de ‘Adrenalize’. Y no es un buena manera de aguardar la nueva entrega de una banda legendaria, tratando de que lleven su sonido 25 años atrás. Porque es interesante que un grupo avance en su propuesta, se adapte a los sonidos actuales o simplemente intente probas cosas nuevas. Y en este caso, Def Leppard, 8 años después de su último trabajo ‘Songs From the Sparkle Loung‘ de 2008, regresa con un disco autotitulado donde vuelcan todas las influencias que han venido desarrollando a lo largo de su carrera.

Por eso, no vamos a encontrar aquí reminiscencias de los discos anteriores mencionados, sino en cuentagotas. Y no está mal. Desde el hard rock (escaso), hasta el pop y la psicodelia, este nuevo trabajo de Def Leppard no creo que agrade a aquellos que esperan la nostalgia, pero puede acercar a un público más abierto.

Tras el mediocre comienzo con “Let’s Go” (inexplicable como primer single), un tema que no dice mucho, replican la época de ‘Adrenalize’ con el pegadizo “Dangerous”. Luego, hacen su propia versión del “Another Bite The Dust” de Queen con “Man Enough”, con, casi, el mismo riff de bajo. Siguen “We Belong” e “Invincible”, ambas con impronta pop, siendo ésta última tal vez la canción más lograda del disco.

“Sea of Love” tiene una psicodelia rockera y coros a lo 60, luego llega un medo tiempo con base electrónica como “Energized”, mientras el hard rock regresa con “All Time High”. Realizan un acústico con reminiscencias de Led Zeppelin como “Battle of My Own”, mantienen la energía positiva con el ganchero “Broke ‘N’ Brokenhearted”, aparece la fuerza de “Foerever Young”, una balada como “Last Dance”, finalizando con un sonido más moderno en “Wing of Angel” y el lento “Blind Faith”, que tiene un viraje orquestal hacia el final.

Def Leppard‘ fue producido por la propia banda junta a Ronan McHugh y en definitiva es un disco honesto, despegándose del clásico ‘hagamos lo que la gente quiera’ y llevando sus propias orientaciones al terreno de juego.

http://www.rockmelodico.com/wp-content/uploads/2015/10/defffff.jpghttp://www.rockmelodico.com/wp-content/uploads/2015/10/defffff-150x150.jpgAlexSoccoCríticas
Cada vez que Def Leppard edita un nuevo disco, todas las cabezas miran hacia atrás, esperando que los británicos desempolven su 'Hysteria Nº 2' o en su defecto, la segunda parte de 'Adrenalize'. Y no es un buena manera de aguardar la nueva entrega de una banda legendaria, tratando de que...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+