Mi expectativa personal a los discos de Yngwie Malmsteen se reducen a esperar una nueva vuelta de tuerca a su sonido: pero años tras año, disco tras disco, el sueco no sólo no se mueve de su sitio sino que se vuelve más aburrido, anodino y pesado. Si los anteriores trabajos como ‘Perpetual Flame’ y ‘Relentless‘ tenían una pizca de afabilidad porque en la voz estaba Tim Ripper Owens -aún siendo discos flojos, con mala producción- este ‘Spellbound‘ ya directamente se vuelve el escalón más bajo de su carrrera.

Mayormente instrumental, y con un par de temas cantados por él mismo, este material sigue la línea de power metal neoclásico con escalas imposibles y bases entrecortadas que bien de fondo le dan paso al sueco para hacer barridos y una sucesión ordenada de notas tocadas a mil por hora, en muchas ocasiones tornándose tediosa tanta demostración de habilidad sin que esté al servicio de una composición (no, casi no hay riffs…).

Un poco de de blues en “Let’s Sleeping Dog Lie”, guitarras españolas en algunas intro, la belleza de “Requiem for the Lost Souls” y algo de inspiración neoclásica en varias melodías no alcanzan para que el disco esté a la altura de los pergaminos del guitarrista, sin dudas el más sorprendente de los últimos años por su habilidad suprema ¿Dónde quedaron los tiempos de aquellos trabajos de los 80 y 90, con cantantes talentosos y composiciones inteligentes?

En la crítica de ‘Relentless’ aseguré que Malmsteen debería dejar su ego de lado y formar una banda que lo apoye, grabar con un productor que lo aconseje y volver a recrear himnos de antaño, aún no modificando nada de su estructura sonora. Pero, a este paso, está cada vez más lejos de un regreso con gloria. Esto huele más a ocaso eterno.

‘Spellbound’ ya está editado por Universal Japan

AlexSoccoCríticas
Mi expectativa personal a los discos de Yngwie Malmsteen se reducen a esperar una nueva vuelta de tuerca a su sonido: pero años tras año, disco tras disco, el sueco no sólo no se mueve de su sitio sino que se vuelve más aburrido, anodino y pesado. Si los anteriores...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+