Admitámoslo: ‘Monster‘ no es ‘Sonic Boom‘, cuando muchos esperaban (me incluyo) una continuidad de aquel disco editado hace tres años. Este nuevo material no es ganchero a primera oída (como al anterior) y sí posee un costado más duro, como si Gene Simmons haya querido volver a la época de ‘Criatures of the Night’ (1982) y ‘Revenge’ (1992), los dos discos junto con ‘Destroyer’ (1976) que siempre menciona como sus favoritos.

Hay pocos temas que remiten a ese sonido old school de los 70; es como si ‘Sonic Boom’ hubiese estado enfocado a los 70 y ‘Monster‘ en los 80 y 90. Por eso, la pegada no es instantánea, pero eso no impide lograr disfrutar de varios de los temas, que en su mayoría son parejos sin ninguno que se destaque sobremanera, con excepción tal vez del primer single “Hell or Hallelujah” o de “Take Me Down Below” (oh casualidad, los dos temas que Gene y Paul cantan a dueto).

Luego, nos encontramos con mazasos propios de Gene, como “Wall of Sound”, estando la old school presente en “Eat Your Heart Out”, un rockito calcado de la época de ‘Rock ‘N Roll Over’ (1977). También, Eric Singer se apunta al hard rock 70 con “All for the Love of Rock & Roll” y para no ser menos Tommy Tayer se sube al mismo carro con el súper ganchero “Outta This World”. Paul, en tanto, compuso una de sus mejores canciones en años: “Long Way Down“, con una mezcla del sonido tomado -por orden descendiente- de ‘Carnival of Souls’, ‘Revenge’ y ‘Destroyer’.

Potente, crudo, sin baladas ni teclados, a ‘Monster‘ le sobran un par de temas (“Freak” y “Shout Mercy” de Paul no convencen del todo) para ser un discazo, aunque creo que con el correr de los escuchas se va a reafirmar como un trabajo sólido y que refleja la constancia de unos tipos que transcurren sus seis décadas de vida pero que siguen rockeando como hace casi 40 años.

‘Monster’ ya está editado por Universal 

AlexSoccoCríticas
Admitámoslo: 'Monster' no es 'Sonic Boom', cuando muchos esperaban (me incluyo) una continuidad de aquel disco editado hace tres años. Este nuevo material no es ganchero a primera oída (como al anterior) y sí posee un costado más duro, como si Gene Simmons haya querido volver a la época de...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+