Ya dije un montón de veces que soy seguidor de Meat Loaf desde hace muchos años y que me parece una de las mejores voces que dio el rock, además de haber pergeñado algunos de los discos más memorabales que recuerde (los 3 Bats a la cabeza). Su sociedad con Jim Steinman es antológica y aquí radica el problema: cuando el gordo no se junta con Jim, sus trabajos pierden algo de consistencia.

Considero también que no hay un sólo disco de Meat Loaf que pueda ser considerad malo, sino sólo que algunos están un peldaño debajo. Y este es el caso del que aquí nos toca, ‘Hell In The Handbasket‘, editado hace unos días solamente en Australia. Y como había comentado, si el anterior Hang cool, Teddy bear fue el acercamiento del vocalista al sonido mainstream yanqui, sobre todo por la producción de Rob Cavallo, aquí se queda a medio camino entre aquello y su tradicional épica.

El disco empieza muy bien con las geniales «All of Me» y «Fall From Grace«, que presagian un trabajo repleto de temas grandilocuentes, gancheros y épicos. Pero la cosa inexplicablemente se va desinflando con el correr de las canciones, aún cuando cualquiera de ellas les pasa el trapo a miles de bandas y solistas. Lo que sucede es a Meat Loaf yo le exigo más. En «Mad Mad World» (de Tom Cochran) incurre en el rap, cortesía de  Chuck D de Public Enemy, y la verdad, no aporta nada interesante. «Party of One» nos saca del letargo, con un rock furioso mezclado con violines y coros femeninos.

Luego, «Live or Die» parace un tema que sobró del disco anterior, con una línea de guitarra pesada afinada baja y un estribillo aburrido. La inclusión del cover de «California Dreamin» de The Mammas and The Pappas no se justifica, más allá de la vocalización de la genia de Pati Russo, quien vuelve a aparecer en la balada «Our Love And Our Souls«, una canción muy sentida y lograda, aunque la otra balada, «Another Day«, realmente emociona (parece sacada de algún Bat).

Todo termina con la insulsa «Stand in The Storm» (más rap) y «Blue Sky«, acústico que evoca el cielo azul de Meat Loaf luego de la tormenta y que como si nos quisiera dar un concepto, finaliza con la misma melodía que comienza el primer tema «All of Me». Voy a ser claro: me gustó pero no me enganchó del todo. Es un disco interesante, con matices, cambiante, bien producido y con algunas excelentes canciones. Ahora bien, yo sigo esperando un Bat 4.

‘Hell In The Handbasket’ está editado sólo en Australia vía Sony Music 

AlexSoccoCríticas
Ya dije un montón de veces que soy seguidor de Meat Loaf desde hace muchos años y que me parece una de las mejores voces que dio el rock, además de haber pergeñado algunos de los discos más memorabales que recuerde (los 3 Bats a la cabeza). Su sociedad...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+