No cabe duda de que la década del 80 genera un cierto fanatismo -y también mucha nostalgia- y lo que se quiera ahora, irremediablemente, es que las bandas que lograron cierto renombre por esos años reproduzcan en forma exacta ese sonido. Por supuesto, esto va en detrimento de la renovación y progresión musical pero los artistas se deben al público y no les queda otra que obedecer. Así las cosas, un grupo de mediano éxito como Vain volvió a grabar después de 20 años con la premisa de replicar su exitoso debut ‘No Respect’ de 1989.

De esta forma, Enough Rope‘ suena al Vain de hace 22 años. ¿Esto es positivo? Que cada uno juzgue según propios criterios. Lo cierto es que el disco funciona si uno seguía al grupo, que siempre estuvo un tanto alejado del hard rock ganchero de aquella era para enfocarse a un sonido deudor de los New York Dolls de los 70 o de los Hanoi Rocks una década después, aunque personalmente siempre he conectado su propuesta a la de LA Guns, tal vez por el similar timbre vocal de Davy Vain con el de Phil Lewis.

Buena dosis de hard rock nos entrega la banda en temas como las gancheras “Stray Kitten” o “Triple X“, aunque es en la canción que da título al trabajo cuando más se acercan a hits de antaño como “Beat The Bullet”. Una balada dramática como “Treasure Girl” pone el freno necesario y “The Distance of Love” se acerca al dark de unos Sisters of Mercy o The Mission. “Worship You” roza el punk rock y termina el disco con la misma energía que comenzó.

Parejo, certero, bien rockero y con un sonido que emula el vivo, Vain no dejará absorto en ‘Enogh Rope‘ a sus (pocos) fans que aún los siguen, pero tienen el crédito abierto. Como dice el título del disco, les queda suficiente cuerda y eso es lo más rescatable de otro regreso marcado por dos factores ineludibles: la melancolía del público y la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser del grupo.

‘Enough Rope’ se edita el 28 d octubre vía Jackie Rainbow Records

AlexSoccoCríticas
No cabe duda de que la década del 80 genera un cierto fanatismo -y también mucha nostalgia- y lo que se quiera ahora, irremediablemente, es que las bandas que lograron cierto renombre por esos años reproduzcan en forma exacta ese sonido. Por supuesto, esto va en detrimento de la renovación y progresión...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+