Últimamente, con los discos de House of Lords me ocurría lo mismo: me parecían una maravilla en las primeras escuchas pero luego el entusiasmo decaía hasta dejarlos casi olvidados. Sucedió con ‘Cartesian Dreams‘, con ‘Come to my Kingdom‘ (el mejor de los últimos tiempos) y también con ‘World Upside Down’. Tal vez la causa sea el excesivo empalagamiento que la banda de James Christian le infiere a las melodías, que terminan por cansar pronto. No sé.

Lo cierto es que ‘Big Money‘, a primera escucha, difiere de sus anteriores entregas: es un trabajo más -no me gusta la palabra, pero da una cierta idea- oscuro, es decir, no es tan happy y mielero. Dicho esto, tal vez sea lo interesante, porque hay más variedad y, sin duda, la calidad en la mayoría de las composiciones está plenamente asegurada. Sumado a eso, Christian cada vez está cantando mejor.

Lo de oscuro quizás remite a que las afinaciones sean en ocasiones mas bajas y el sonido de guitarras más gordo y pesado, aunque nadie espere dark aquí: sólo hard rock melódico, con grandes dosis de teclados y algo de excesiva instrumentación. Los primeros temas (“Big Money” y “One Man Down“) me remitieron a las épocas de ‘Sahara’ (1990), sin ese estribillo que pretende enganchar enseguida, en desmedro de composiciones más elaboradas (no no, por suerte no se acercan a ‘The Power and The Myth’).

El primer single “Someday When(ver video) es un buen parámetro para medir el sonido del disco: grandes bases, un puente genial y cuando esperamos el estribillo consabido y salvador, nos dan otra cosa… al menos, no van a lo seguro y eso siempre se rescata en bandas de este estilo. Luego, sí, canciones como “Run For Your Life“, “Hologram” o “Once Twice” hace que nos sintamos orgullosos de ser seguidores de este estilo, y en otras como “Seven” y “Blood” retoman al hard ganchero de los 80.

Pero sin dudas, la perla del disco es la única balada incluida, “The Next Time I Hold You“, tan buena que es una pena que las radios ya no pasen esto para que el resto del mundo se entere. Como dije en la crítica de ‘Eclipse’ de Journey, aquí House of Lords no fueron complacientes con el oído poco entrenado de cierta clase de público, pero con eso ganaron a la inversa: el disco, con las escuchas, se pone cada vez más interesante.

‘Big Money’ se edita el 23 de septiembre vía Frontiers 

AlexSoccoCríticas
Últimamente, con los discos de House of Lords me ocurría lo mismo: me parecían una maravilla en las primeras escuchas pero luego el entusiasmo decaía hasta dejarlos casi olvidados. Sucedió con 'Cartesian Dreams', con 'Come to my Kingdom' (el mejor de los últimos tiempos) y también con 'World Upside Down'. Tal vez...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+