Las letras grandes que se ven en la portada descubren una interesante movida marketinera: este disco no sale bajo el nombre de Phenomena, aquel súperproyecto de AOR de los 80, sino que es un trabajo solista de su creador, Tom Galey. ¿Y cuál es la diferencia? Ninguna, porque bien podría haberse llamado ‘Phenomena 4’ y todos contentos.

Blind Faith son canciones de Tom donde en cada una un vocalista invitado se luce. Y realmente el disco mantiene una calidad interesante, aunque peque de irregular: el comienzo es más heavy y luego va bajando los decibeles, pasando por el AOR y el hard rock. Así, la un tanto aburrida “The Sky is Falling” con Mike Dimeo en voz (Riot & Masterplan) abre el trabajo, que enseguida toma vibra con una muy Rainbow  “Blind Faith“, interpretada por Rob Moratti (actual Saga y ex Final Frontier).

Llega “Fighting” con Ralf Scheepers de Primal Fear (y también su compañero Mat Sinner en guitarras) y retoma el power acelerado, un tema que tranquilamente podría haber estado incluido en cualquier disco del grupo. El ex Black Sabbath Tony Martin se adueña del micro para hacer “Liar”, otra composicion enrolada en el hard/heavy épico, con teclados de fondo que le dan grandilocuencia.

Aquí, la cosa baja los decibeles y se pone más melosa: la extraordinaria voz de Robin Beck (infaltable en cualquier proyecto de este tenor) logra que la gran balada “Was Gonna Tell You Tonight” sea el mejor exponente del trabajo. Después, otro abonado como Mikael Erlandsson (Salute, Last Autumn’s Dreams) le mete gancho al predecible medio tiempo “Angels Don’t Cry”.

La recta final es más setentera: “If You Love Her” con Chris Ousey (Heartland) no convence con su estribillo, pero su base también a lo Rainbow está muy lograda.”House Of Love” con Rob Moratti de Saga y ex Final Frontier es la otra balada; el vocalista está colosal aquí, y aunque el estribilo puede sonar repetitivo, el tema es inmenso.

Cierran el álbum de 10 temas “Don’t Ever Give Your Heart Away, con Steve Overland de FM, un hard melódico bien al estilo de su banda madre, y “One More Chance“, con el omnipresente Terry Brock (Strangeways, Giant), un correcto tema happy hard que sirve de corolario para este ‘Blind Faith‘, que como todo disco de varios artistas invitados es un material desparejo que no logra cohesión. Igual, se pueden extraer 7 u 8 canciones de primer nivel, lo cual, en estos tiempos, no es poco.

‘Blind Faith’ ya está editado por Escape Music

AlexSoccoCríticas
Las letras grandes que se ven en la portada descubren una interesante movida marketinera: este disco no sale bajo el nombre de Phenomena, aquel súperproyecto de AOR de los 80, sino que es un trabajo solista de su creador, Tom Galey. ¿Y cuál es la diferencia? Ninguna, porque bien...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+