(Por Oscar Aguirre Rodríguez) Hay formaciones que tienen algo especial. Bandas que por lo que sea te llegan, te transmiten sensaciones  que otras no son capaces  de hacer. Grupos que con sus canciones consiguen despertarte emociones cada vez que las escuchas. Hay bandas que tienen un aura especial, que tienen alma. Angra es una de esas. No hay ningún trabajo de los brasileños que no rebose calidad. La pasión y la entrega están patentes y latentes en cualquiera de sus discos.

Si echo la vista atrás, he de confesar que cuando leí el comunicado en el cual manifestaban que se separaban durante un tiempo, por unos segundos me quedé boquiabierto y pensando que no podía ser cierto. ¿Qué puede pasar en el seno de esta banda para que se planteen dejarlo por una temporada? .¿Qué estaba fallando de nuevo en un combo que como un ave fénix había sido capaz de resurgir de sus cenizas después del cataclismo que supuso que la formación original se rompiera?. ¿Qué ocurría en una formación que había sido capaz de crear álbumes tan magistrales como ‘Rebirth’ o ‘Temple Of Shadows”? …

Mucha tinta ha corrido especulando sobre todo esto durante los últimos cuatro años, que si el éxito del ‘Aurora Consurgens’ no había sido el que ellos hubieran esperado, que si tenían problemas con la discográfica, que si desavenencias entre los integrantes del grupo… La verdad nunca la sabremos, y para ser sinceros eso ya no importa, eso es historia. Porque Angra han vuelto.

Y han vuelto como un torrente. Con un álbum conceptual llamado Aqua’. Un titulo  que si se  analiza atentamente se pueden sacar diferentes lecturas. El agua en diversas religiones es un elemento purificador, sirve para deshacerte de tu anterior etapa en la vida y emprender una nueva. Elimina todo tu pasado, y te deja libre y puro para emprender una nueva andadura.

A veces el agua arrastra cosas llevándoselas bien lejos, y otras te deposita objetos a tus mismos pies. Si aplicamos esta metáfora a la banda, es evidente que han limado asperezas, y han dejado atrás su etapa más metalera/progresiva y han vuelto a recuperar su sonido más clásico, más power, con ese toque brasileño y tribal que tenían en sus primeros discos, (tanto en la etapa Matos, como en la primera parte de la etapa Falaschi), sobre todo en la percusión.

Una percusión que vuelve a estar en manos del impresionante Ricardo Confessori, miembro fundador de la banda, que ocupa el puesto vacante dejado por Aquiles Priester. Igual que el ciclo vital del agua Ricardo abandonó la banda (se evaporó), para iniciar nuevas andaduras y como si fuera lluvia ha vuelto con Angra en el mejor momento posible.

También es importante reseñar que es el primer disco de la banda que está totalmente autoproducido, una nueva muestra de la renovación que ha sufrido la banda y las ganas que tienen de volver con fuerza cogiendo las riendas de su propio destino. ‘Aqua‘ en muchos aspectos significa dejar atrás elementos del pasado, y recuperar otros que en su día desaparecieron…. Purificación… Renovación…

Como he dicho anteriormente ‘Aqua‘ es un trabajo conceptual. Un disco que narra una historia. Una historia basada en la obra de teatro “La Tempestad” de William Shakespeare. Una obra que narra las aventuras de Prospero, Duque de Milán,  el cual fue expulsado de su posición por su hermano  Antonio y se encuentra en una isla desierta después de naufragar su barco. Pero lo que no todo el mundo sabe, y aquí viene otra metáfora, es que el autor en esta obra trata profundamente las relaciones familiares y la reconciliación.

¿Os acordáis que al principio de esta crónica he comentado el hecho de las desavenencias dentro de la banda?  ¿Y no es menos cierto que Ricardo Confessori marchó de la banda junto con otros miembros a causa de discrepancias entre ellos? . A día de hoy eso parece superado, ¿Quizá a causa de las lecciones del inmortal dramaturgo?… Cada vez estoy más convencido de que el bautizar al disco con el nombre de ‘Aqua‘ ha sido todo un acierto.

Y centrándonos ya en lo estrictamente musical, el disco no tiene desperdicio. La atmosférica intro, “Viderunt To Aquae”, te mete de lleno en la historia antes de que comience. Caos absoluto, gritos desesperados, sonido de olas rompiendo, lamentos… dan paso al single del álbum “Arising Thunder”. Encontramos en ella potencia, fuerza y un genial estribillo perfectamente engarzados en esta  épica canción. Una muestra del coraje necesario, para enfrentarte a una tormenta que va hacer que una nava se estrelle contra las rocas antes de naufragar.

“Arising Thunder” conecta con “Awake From Darkness”, otro buen tema que se inicia con un signo característico de la banda, la percusión étnica. Una faceta que parecía haber quedado olvidada y que para delicia de todos sus seguidores han vuelto a recuperar. “Awake From Darkness” -levantarse de la oscuridad- es una canción con mucha fuerza, que pretende transmitir la ansias de luchar y la sed de venganza de Prospero después de naufragar. Toda una declaración de principios.

Y después de la tormenta viene la calma. “Lease Of Life” es la primera delicia que encontramos en este gran trabajo. Una balada deliciosa que se inicia con un piano afinado en la  melancolía. La presencia de la batería es constante durante toda la pieza y la voz de Edu Falaschi nos envuelve y nos transporta. Contratos…promesas de una vida mejor…Luchar, nunca desfallecer…

Todo un respiro antes de sumergirnos de nuevo en la virulencia de “The Rage Of Waters“. Canción con mucho carácter, interpretada con mucha maestría. En este tema cobra bastante protagonismo la base rítmica, con una batería y un bajo que son una maravilla en la parte central de la canción y con un sabor a Brasil muy intenso. Mención aparte para las guitarras de Kiko Loureiro y Rafael Bittencourt, únicas.

Spirit Of The Air” es un medio tiempo en el que podemos disfrutar de los inconfundibles coros que realizan Loureiro y Bittencourt a Falaschi y que nos recuerdan a los primigenios Angra. Una composición que pretende transmitirnos la preocupación del personaje y la tensión de vivir continuamente atormentado. Sobresaliente el solo de guitarra. “Hollow” es quizá el tema más progresivo del larga duración. Caña, melodía, talento, virtuosismo a raudales y estribillo de enmarcar. De nuevo excelentes coros y gran trabajo vocal de Edu Falaschi que transmite tristeza y angustia a partes iguales, intentándonos meter en la piel de Prospero.

Pero si me he de quedar con algo de este tema, es con la parte acústica de guitarra española con reminiscencias a la música popular brasileña. Oro en acordes. “Monster in her eyes” de nuevo nos devuelve a la calma. Seguimos sin bajar el nivel de los temas, nada nuevo, preciosas melodías vocales y gran apoyo instrumental.

Weakness of a man” es la segunda delicia de este gran trabajo. Una preciosa composición introducida de manera magistral por el bajo de Felipe Andreoli. Guitarras acústicas que se entrelazan con eléctricas, la voz de Falaschi encajando perfectamente con ellas, una vez más estribillos pegadizos y todo ello aderezado con ritmos étnicos envolviendo a esta pieza que por momentos evoca a la mítica ‘Holy Land’. Fenomenal canción que sirve para dar paso a “Ashes” y poner punto y final a este esperadísimo álbum.

“Ashes” es una canción intimista donde el piano cobra gran protagonismo. Para mí otra de las joyas ocultas. Como en todo el disco Falaschi interpreta de maravilla y el acompañamiento femenino en la parte central y final del tema es una autentica delicia. Emotiva composición para finalizar el disco. Aunque aún tenemos un regalo (si consigues hacerte con la versión japonesa), ya que como undécimo tema aparece “Lease Of Life”, el tercer tema y quizá el mejor de todo el álbum, en una versión distinta.

No quiero finalizar esta crítica sin mencionar el arte del álbum. Excelente portada diseñada por el ilustrador brasileño Gustavo Sazes que por primera vez se encarga de dar imagen a la música del grupo, no dejando de ser, de nuevo, otro signo de renovación. Y no podía haberlo hecho mejor ya que ha sabido plasmar en la portada la furia de una tempestad, simbolizada con la imagen del Dios Poseidón con las olas rompiendo y los relámpagos atronando de fondo, todo un adelanto grafico de lo que nos vamos a encontrar dentro.

La espera de cuatro años ha valido la pena, ya que Angra se han descolgado con un disco sublime. Ahora es momento de disfrutar con ‘Aqua‘. Para el pasado quedan ya los malos momentos, el tiempo que decidieron darse, las desavenencias, los supuestos problemas con la discográfica…Y viendo el resultado final después de tanta discordia, no puedo evitar finalizar esta critica parafraseando a Shakespeare, creador de ‘La tempestad’ e inspiración de los cariocas para este álbum. Y es que ‘Todo lo que sucede, conviene‘.

Aqua’ se edita el29 de septiembre en Europa vía SPV/Steamhammer

AlexSoccoCríticas
(Por Oscar Aguirre Rodríguez) Hay formaciones que tienen algo especial. Bandas que por lo que sea te llegan, te transmiten sensaciones  que otras no son capaces  de hacer. Grupos que con sus canciones consiguen despertarte emociones cada vez que las escuchas. Hay bandas que tienen un aura especial, que...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+