Cada vez que Def Leppard edita un nuevo disco de estudio, uno como fan de la vieja época espera que sea una vuelta a aquel sonido de ‘Hysteria’ (1987) o ‘Adrenalize’ (1992)… Y ellos también lo dicen: siempres antes de que salga, manifiestan que vuelven a “sus raíces“. Es mentira, ya que ni ‘Euphoria’ (1999) ni ‘X’ (2002), sus anteriores discos, marcaron un retorno claro.

Con este flamante ‘Songs From the Sparkle Lounge‘ las cosas mejoraron bastante con respecto a los anteriores mencionados, pero nadie espere tampoco que el sonido de ‘Hysteria’ (ni siquiera el de ‘Pyromania’, 1983) se haga presente. Digamos que los británicos balancean aquí algo de la vieja escuela (“Nine Lives“, “Bad Actress”) con ese tipo de composiciones que desde ‘Slang’ (1996) vienen intentando imponer, caso “Go” o “C’mon, C’mon”, que -de más está decir- son lo peor del álbum.

Pero las cosas salen adelante cuando intentan con una balada sublime cmo “Love” o con los medios tiempos “Only The Good Die Young” y “Come Undone”. Estos son los Leppard que uno desea… Por eso lo que se espera es que de las 12 canciones, al menos 11 sean grandes (como en esos discos que no voy a volver a mencionar).

AlexSoccoCríticas
Cada vez que Def Leppard edita un nuevo disco de estudio, uno como fan de la vieja época espera que sea una vuelta a aquel sonido de 'Hysteria' (1987) o 'Adrenalize' (1992)... Y ellos también lo dicen: siempres antes de que salga, manifiestan que vuelven a 'sus raíces'. Es...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+