No la tenían fácil House of Lords para este disco luego de haber editado aquel ‘World Upside Down’ hace dos años, que si bien no era una maravilla, por lo menos mostraba que la banda seguía viva. Bueno, este ‘Come to my Kingdom‘ supera todas las expectativas, siendo tal vez lo mejor en la longeva carrera del grupo.

Se trata de un disco sin un tema de relleno, donde la mayoría de las canciones podrían ser singles tranquilamente. Y si bien en lo compositivo el grupo está fuerte, es James Christian quien sigue llevándose las palmas: el tipo cada disco canta mejor. Sólo basta escuchar hasta dónde lleva sus cuerdas vocales en la balada «I Believe». «Come to My Kingdom» es el tema de apertura -precedido por una introducción- y también el corte de difusión, gracias a su ritmo bien arriba y alegre, siendo ésta una característica del trabajo: si bien Christian tiene ese registro un tanto melancólico, la mayoría de las canciones aquí son bien happy melódicas.

«I Need to Fly» es de lo más introspectivo, aunque con un estribillo ganchero. «I Don’t Wanna Wait All Night» es otra destinada a single, un uptempo fabuloso donde aparece haciendo coros la mujer del vocalista, la excelsa Robin Beck. «Another Day From Heaven» es la primer balada y tiene esa clase que hace de los temas lentos de HOL algo sublime. «In a Perfect World» continúa la senda de las anteriores canciones, en tanto que «The Dream» es un medio tiempo con mucha presencia de teclados de tinte sinfónico. «One Foot in the Dark» comienza con una guitarra inquieta para desembocar en un coro de lo más pegadizo marca registrada de la casa y casi celestial.

«Your Every Move» es una de las perlas del disco, con un coro pop al comienzo y final sobre una base de guitarras filosas; simplemente genial. La mencionada «I Believe» es la otra balada, mientras que «One Touch» es lo más flojo, a pesar de ser el tema más fuerte no posee ese gancho inmediato de las otras. Pero llega «Even Love Can’t Save Us» y todo cambia: volvemos a los coritos femeninos y a la cruza perfecta entre pop y hard rock. Cierra «In the Light», la mejor canción del trabajo y me atrevo a decir la mejor que han hecho nunca: estribillo para emocionar, cambios de ritmo, Christian que se sale, 10 sobre 10. Como bonus, se incluye una versión con piano de «Anoter Day From Heaven».

Resumiendo y terminando: OBLIGATORIO para aquellos que piensan que el RockMelódico no puede seguir pariendo gemas.

AlexSoccoCríticas
No la tenían fácil House of Lords para este disco luego de haber editado aquel 'World Upside Down' hace dos años, que si bien no era una maravilla, por lo menos mostraba que la banda seguía viva. Bueno, este 'Come to my Kingdom' supera todas las expectativas, siendo tal...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+