Era mucha la expectativa formada en torno al nuevo disco de Mago de Oz, dos años después de aquel logrado ‘Gaia 2, La Voz Dormida‘. Y si bien Txus había declarado hace un tiempo que este trabajo iba a ser una vuelta a sus comienzos, con una tendencia más “rockera urbana”, nada más alejada de la realidad esa afirmación sobre el resultado final de ‘La Ciudad de los Arboles’.

El disco es tal vez lo más popero que han realizado nunca, aunque esto no debe ser visto como algo negativo: Mago sabe hacer canciones sensacionales para todo los públicos. Y aquí encontramos algunas con un potencial enorme, como el primer single “Y Ahora Voy a Salir (Ranxeira)“, la frenética y alegre “Deja de Llorar (Y Vuélvete a Levantar)” o la más folk “La Canción de los Deseos” (parecida a “Hoy Toca Ser Feliz”) . Otro de los himnos que a primera escucha engancha es “Si Molesto, Me Quedo”, con una letra endiablada del baterista.

Lo más rockero del disco al estilo clásico -lo único, por otra parte- es “Mi Nombre es Rock N’ Roll”, con una letra poco inteligente pero con un buen ritmo y logrados coros. Más en la onda ‘Gaia’ tenemos el tema homónimo, con un interludio musical similar a “La Voz Dormida”. Por su parte, “Resacosix en la Barra” es el cover de siempre, esta vez una adaptación con letra en castellano del clásico de Queen “39”. Y “No Queda Sino Batirnos” es una vieja canción de Txus que Ars Amandi había grabado hace varios años y que parece han querido recuperar.

En suma, hay más flautas, violines y sonidos celtas que nunca. La banda quiso postergar su ‘Gaia 3’ para más adelante y salió del paso con este disco que me parece más de transición que otra cosa: ‘La Ciudad de los Arboles’ compositivamente no está al nivel de los Gaia pero zafa porque tiene un puñado de muy buenas canciones que marcan la diferencia entre ellos y el resto.

AlexSoccoCríticas
Era mucha la expectativa formada en torno al nuevo disco de Mago de Oz, dos años después de aquel logrado 'Gaia 2, La Voz Dormida'. Y si bien Txus había declarado hace un tiempo que este trabajo iba a ser una vuelta a sus comienzos, con una tendencia más...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+