Marillion ya pertenece a esa clase de bandas inmunes que siempre tendrán sus fans y detractores pero que al comentarlas cuesta mucho encontrarles su costado flaco. ¿Por qué? Tal vez por su condición de clásicos. ‘Somewhere Else’ para algunos será un disco aburrido y tedioso y para otros una auténtica maravilla. Ni tanto ni tan poco, este nuevo opus de los ingleses no está al nivel de su anterior y exquisito ‘Marbles’ (2004) pero tampoco defrauda en absoluto. Con la impronta característica que la banda tomó en los 90, no hay pasajes de onanismo instrumental ni destellos musicales individuales, sino una colección de temas más bien sosegados, calmos, introspectivos, con chispazos de calidad indudables y con la preponderancia puesta en las voces, todo adosado por arreglos de cuerdas muy cuidados y un predominio absoluto de composiciones melancólicas y atmosféricas.

Marillion conserva de aquella maravillosa banda progresiva de los primeros ochenta solo el nombre; de hecho ‘Somewhere Else’ tranquilamente podría pasar por un trabajo solista del cantante Steve Hogarth, el único integrante omnipresente en todo el trabajo. De las diez composiciones, se destacan la inicial “The Other Half”, una canción intrincada pero entradora, con un Hogarth sobresaliente y desgarrador. “See It Like A Baby” seguramente será el hit del disco, ya que posee un estribillo muy accesible dentro de una canción de cadencia más bien tranquila. “Most Toys” (ver video) es lo más fuerte y rockero, aunque sin llegar a niveles de hard rock ni mucho menos. “Somewhere Else”, la canción, es una balada asentada en el piano, que incluye un destacado solo de guitarra a lo David Gilmour de Steve Rothery y una estrofa repetitiva en el coro; sobre el final el prog a lo beatle y la intensidad ganan protagonismo y convierten al tema en una perla. Más arriba en tiempo y épica en su desarrollo es “The Wound”, mientras que “The Last Century Of Man” es una balada que posee una alegoría antibélica que combina dramatismo y un sentimiento casi pop en el coro.

Cuesta encontrarle el punto a ‘Somewhere Else’ luego de las primeras escuchas, pero considero que es un trabajo de esos para descubrir lentamente, en lo posible de noche y con luces apagadas. De hecho, es lo más íntimo, atmosférico y oscuro que han hecho en su larga carrera, aun más que el reflexivo ‘Marbles’. Sí, a estas alturas ya son inmunes, a pesar de detractores varios. Pero a ellos no les importa y siguen girando por medio mundo con una asentada y respetable base de seguidores. Hablar aquí de coherencia creo que ya es una redundancia.

AlexSoccoCríticas
Marillion ya pertenece a esa clase de bandas inmunes que siempre tendrán sus fans y detractores pero que al comentarlas cuesta mucho encontrarles su costado flaco. ¿Por qué? Tal vez por su condición de clásicos. ‘Somewhere Else’ para algunos será un disco aburrido y tedioso y para otros una...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+