Journey reventaron Madrid el sábado y nuestro amigo Alberto Bravo Sánchez, redactor de Kerrang! y Heavy Rock, nos entrega en exclusiva su visión del concierto (también hay videos del show en esta dirección).

«Muchos años han tenido que pasar para que la banda de AOR más elegante y mágica de la historia se subiese a un escenario español. La formación capitaneada por Neal Schon y el maestro Cain no tuvo más remedio que caer rendida ante un público entregado como pocos y entre los que había, posiblemente, más rockeros por metro cuadrado que en cualquiera de sus otras citas. La sustitución de Steve Augeri por Jeff Scott Soto ha generado polémica; muchos no han visto adecuado el cambio de una voz tan limpia y dulce por otra algo más rockera y con nervio. Nada más lejos de la realidad. Soto se ha adecuado a los patrones de Journey de una manera tan camaleónica que estremece. Sus enérgicos movimientos y esa sensualidad y sexualidad que irradia en cada movimiento acentúa la intensidad de un espectáculo bello como pocos, con unos músicos sobresalientes y unas interpretaciones de alto vuelo!».
«Aquellos escépticos que eran incapaces de ver a Jeff como el sustituto ideal para Augeri quedaron tranquilos tras las interpretaciones de «Opened The Door» y «Lights», posiblemente dos de los temas más exigentes del combo americano, en donde cada matiz y cada línea vocal invitan a recrearse con una dulzura impropia de una voz masculina. Los shows de la formación son intensos, arrebatadores y duran más de dos horas. Perros viejos en estos menesteres, la banda ha optado por ceder algo de protagonismo a Castronovo a las voces, encargandose éste de los temas más dulces y susurrante con increíble tino, y es que sorprende el ver el parecido vocal entre Steve Perry y el virtuoso batería».
«Open arms», «Still the Ride», » Faithfully» y «Who’s Cryin’ Now» fueron los cortes escogidos por Castronovo para dejarnos con la boca abierta. A nivel de sonido el concierto gozó de un gran pero: la guitarra de Neal. Además de sonar excesivamente dura para una formación de las características de Journey, en todo momento se mostró estridente, lo que hizo que ciertos temas perdiesen parte de su encanto innato. No obstante, a nivel general, la banda estuvo realmente sobresaliente. Un total de dos horas y cuarto en la que sonaron de todo: auténticos clásicos como «Separate Ways», «Don’t Stop Believin'», «Faithfully». Y otras que, personalmente, podían haberse visto relegadas al olvido en pos de temas más conocidos y con más chicha («La Raza del Sol», «Rubicon»). Me habían dicho que era una de la bandas más especiales que se pueden ver a día de hoy sobre las tablas y no me queda la menor duda. Esperemos que esta nueva etapa con Soto nos de muchas alegrías y podamos gozar de su música con algo más de frecuencia. Una noche realmente mágica».
AlexSoccoUncategorized
Journey reventaron Madrid el sábado y nuestro amigo Alberto Bravo Sánchez, redactor de Kerrang! y Heavy Rock, nos entrega en exclusiva su visión del concierto (también hay videos del show en esta dirección). 'Muchos años han tenido que pasar para que la banda de AOR más elegante y mágica de...
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+